Saltar al contenido.

Viajando hacia la oscuridad. Cap.5

14 junio 2009

aguila

Eva observaba aquella sombra que se aproximada desde la oscura espesura del bosque hacia el torreón de Chindiei, pensando que se trataba de mi persona. Pero desde la distancia las sombras se confunden en medio de la noche, y lo que parecía la sombra de un hombre a lo lejos, fue adquiriendo la figura de un ave que alzando el vuelo se acercaba hacia el balcón donde Eva lo iba contemplando todo.

Su vuelo era suave y elegante, las alas eran largas y estilizadas, sin duda se trataba de una imagen lo suficientemente persuasiva como para hipnotizar los frágiles sentidos de cualquier ser humano.

El ave se quedó a unos seis metros del balcón, batiendo sus alas para quedar suspendida en el aire, mientras fijaba su mirada en las pupilas de Eva. Eva estaba fascinada contemplando el vuelo del ave, cuyo color blanco le infundía cierta tranquilidad y disipaba cualquier átomo de temor que quisiera surgir desde lo más profundo del subconsciente.

Pero a pesar del tiempo que Eva había pasado lejos de la naturaleza, dentro de ella seguía conservando todas las facultades que desarrolló con Wenceslao. Lo único que necesitaba era encontrarse en las circunstancias apropiadas para que volvieran a florecer, como florecen los pétalos de las flores con las primeras aguas del mes de abril.

Hacía varios años que Eva perdió el miedo a la naturaleza, y después de su exilio en el bosque, perdió todo el temor a comunicarse con el mundo salvaje.

-Dime  preciosa águila, ¿quién eres?-

-Vengo cumpliendo órdenes de protegerte-

-¿Quién te ha mandado?-

-El mismo hombre que te ha traído a este lugar-

-¿Y dónde está ese hombre ahora?-

-El está en un lugar que no puedo revelarte, pero si es tu deseo, puedo llevarte hasta él-

-¿Me llevarías hasta él si te lo pidiera?-

-Puedo hacerlo, si es tu deseo-

-Entonces llévame hasta él-

El águila blanca se aproximó lentamente hacia Eva para no asustarla, y con toda la delicadeza de un príncipe de los cielos, se inclinó para que Eva se asiera a su cuello y se reclinara sobre su dorso, preparándose para un vuelo cuyo destino era todo un misterio, que comenzó perdiéndose entre la oscura cortina de la noche, más allá del horizonte septentrional, donde las tinieblas son aún más espesas, y el graznido de las criaturas hace más sórdida la atmósfera y enloquece a los fantasmas que merodean por los lóbulos de los cerebros.

Anuncios
10 comentarios leave one →
  1. 14 junio 2009 13:51

    Qué bonito relato, monsieur. Sus descripciones son muy bellas y evocadoras. Me gusta especialmente este ultimo parrafo.

    Muchas gracias por su amable visita.

    Bisous

  2. Michel Piperón permalink*
    14 junio 2009 17:10

    Gracias a vos, distinguida Dame Masquée, un honor tenerla en mi casa.

  3. 15 junio 2009 13:32

    ¡Qué hermoso texto, Michel! Unas palabras muy bien escogidas y unas imágenes cargadas de fuerza. Muchas gracias por tu agradable visita y por tus comentarios, he disfrado mucho leyéndote. ¡Hasta pronto!

  4. Michel Piperón permalink*
    15 junio 2009 14:37

    Srta. Trigo, me complace enormemente su visita.

    Hasta pronto, claro.

  5. 15 junio 2009 19:36

    Veo que Eva es persona decidida y atrevida. Así me gustan las damas.
    Me ha encantado esta continuación.
    Saludos cordiales.

  6. Michel Piperón permalink*
    16 junio 2009 00:39

    Estimada Isabel, precisamente Eva no es de esas personas que se piensan demasiado las cosas, aunque a veces eso le pueda ocasionar alguna que otra dificultad.

    Buenas noches Madame.

  7. 19 junio 2009 20:06

    .

    …hay novedades en mi quehacer, quisiera compartirlas contigo, no pude viajar por aire, hacia mal tiempo, todo el sector era presa de una depresión… en este instante no recuerdo el nombre de esta depresión tropical, pero de cualquier modo me obligó a embarcarme y viajar por agua. Llegué a Managua a las 6 pm cuando ya caían sobre la ciudad las sombras de la noche y me fui directo a villa Austria donde resido temporalmente y lo primero que hice fue abrir mi laptop, navegar y buscar el blog de Michel… y uuff cuantas entradas y cuanto misterio…

    Sinceramente no me asusta la oscuridad… siempre he sido hija y amiga de la noche… busco en las tinieblas una mirada. Voy por los túneles con una esperanza q es como mi rosa de los vientos. Siento el deseo apremiante de hacer coincidir mi voluntad con la de los ángeles enviados de Dios. Lo malo es que aún tengo corazón de niña y no lo comprendo todo… el relato de mi amigo Michel me causa una especie de auto liberación interior, eso de viajar el corazón de la oscuridad es alucinante. En parte porque sé resquebraja mi co-dependencia de un mundo iluso y parte, porq sé que detrás de ese manto tiniebloso está esperándome la luz de Congénesis.

    Io me encadené a las alas de una libélula, y me dormí en los brazos de un arcángel que me hablaba de los campos gravitacionales (la fuerza “G”) y de las esferas y de habidas nuevas formas de ascender al mundo de Atziluth, ilusión que acicateaba mi espíritu de Eva malograda, salida de las cuatro fuerzas, los cuatro elementos y las cuatro dimensiones. Mi alma está aquí viendo el A T G C o el abcd del ave en apariencia blanca pero q es ígnea y ferrea, sabiendo sus pensamientos… pienso en ti de forma inmaculada

    Gracias por llegar, siempre has sido generoso en darme algo de ti… ahora sigo mi camino al próximo capítulo

    besos

    • Michel Piperón permalink*
      22 junio 2009 15:15

      Que comentario más bello, debería de ser una entrada más que un comentario.

      Yo también disfruto mucho leyéndote.

      Un beso

  8. 8 julio 2009 00:45

    Hermosa narración, precioso estilo. La delicadeza de los pétalos de un ave.

  9. Michel Piperón permalink*
    8 julio 2009 17:03

    Gracias Esther por la bella imagen de tu comentario. Si te ha gustado puedes descargarte los dos primeros plenilunios de esta historia en pdf. Puedes hacerlo en una página de este blog cuyo link lo tienes arriba, bajo el título o en la barra lateral derecha.

    Un cordial saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: